Ropa “sostenible”: preocuparse por lo que vestimos y su impacto en el medio ambiente

Fuente: https://www.fedpat.com.ar/novedades/


La industria textil es una de las más contaminantes del planeta. Ser un consumidor de ropa sostenible es una de las fases del cambio en el sector.


Cuando salís a comprar ropa, te tomás el tiempo necesario para que ese producto que buscás tenga todos los requerimientos que deseas. Calidad, confortabilidad, colores, texturas o precio son algunos de los puntos predominantes que contribuyen a que te quedes conforme con la prenda que elegiste.

Muy pocas veces quizás se presta atención a cuál es el recorrido que la prenda recorre desde su confección hasta que termina en manos del cliente. Quien y como se fabrica, qué recursos se necesitan y qué procesos son necesarios para llegar al final de la cadena productiva.

El cambio climático y la necesidad de empezar a pensar con sentido sustentable también llegó al mundo de la moda. Esto implica que toda prenda se pueda fabricar sin comprometer los recursos de las próximas generaciones y teniendo como premisa el respeto por el medio ambiente y por las personas que intervienen en todo el proceso. De eso se trata cuando hablamos de “moda sustentable”.

Hay datos por demás preocupantes respecto a la “huella” que deja la industria textil.

  • El 10 por ciento de la huella de carbono global es generada la industria de la moda. De no haber cambios, para mediados del siglo XXI será la responsable de una cuarta parte de la emisión global de carbono.

  • La ropa libera medio millón de toneladas de microfibras al océano cada año, es decir, el equivalente a más de 50 billones de botellas de plástico.

  • El sector textil es el segundo mayor contaminante de agua dulce en el mundo por detrás de la agricultura.

  • Cerca del 20 por ciento del impacto ambiental de la industria textil está representado por el transporte.

  • Solo se utiliza una prenda en 95 ocasiones antes de tirarla a la basura. Ese número aumentó un 36 % desde 2002 hasta 2016.

  • Cerca del 90 por ciento de las fibras utilizadas para fabricar 100 mil millones de prendas a nivel global terminan en un vertedero o son incineradas. Una sola prenda de poliéster es capaz de liberar hasta un millón de microfibras de plástico en un solo lavado.

  • Según el informe elaborado por Greenpeace titulado “Destino cero: siete años desintoxicando la industria de la moda”, el 85 por ciento de la industria textil aún está muy lejos de eliminar las sustancias químicas peligrosas de su cadena de producción.

Estos números implican la necesidad de un cambio urgente en nuestras costumbres respecto al consumo de prendas de vestir. ¿Cómo podemos contribuir a ello? He aquí algunas claves para tener ropa sostenible:

Pensar la compra de ropa de forma ética y sostenible:

  • La primera pregunta que hay que hacerse es si verdaderamente necesitás esa prenda que viste y que tenés ganas de comprar. Tenemos un impulso a veces innecesario de gastar en ropa que después termina abandonada en el placard.

  • Una buena manera de colaborar con el medio ambiente es elegir prendas confeccionadas con fibras biodegradables (naturales) o con materiales reciclados. Hay infinidad de marcas de moda sostenible en donde podés encontrar prendas amigables con nuestro entorno.

  • Es importante también prestar atención a aquellas marcas que tengan programas de responsabilidad social (inversiones en educación, reforestación, ayuda a grupos vulnerables) y en donde se respeten los derechos de los trabajadores.

Reciclado y reutilización:

  • Si tenés decidido tirar una prenda, antes de hacerlo, pensá de forma creativa sobre cómo la volverías a usar. A veces la ropa sólo necesita una ligera modificación o reparación usando parches, pines o sobretelas. Usá tu creatividad e imaginación y seguramente lograrás algo innovador.

Comprar ropa de segunda mano y “vintage”:

  • Al comprar prendas de segundo uso, le estás dando una nueva oportunidad a ese producto que se ha mantenido en buen estado a lo largo del tiempo. Seguramente encontrarás buena calidad, precios económicos y muchos diseños que no están en el candelero de la moda, pero pueden ser toda una novedad en otro contexto.

  • Revisá los armarios de tus familiares para encontrar alguna sorpresa que pueda mejorar tu atuendo.

El cuidado de los recursos no renovables es primordial de cara al futuro. Por más pequeña que sea nuestra acción, podemos favorecer al cuidado del medioambiente y a las generaciones futuras.

DESDE FEDERACIÓN PATRONAL AVANZAMOS DÍA A DÍA A FIN DE LOGRAR UN SERVICIO DE EXCELENCIA PARA NUESTROS CLIENTES, COLABORANDO EN EL CUIDADO DEL BIEN MÁS PRECIADO: NUESTRO PLANETA

#siemprejuntoavos

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo